Historia del Dinero

2 Breve Historia del Dinero

El historiador griego Heródoto atribuye la invención del dinero a los habitantes de Lydia, un pueblo del Asia Menor ubicado en las costas del Mar Egeo, entre las costas de las actuales Grecia y Turquía. Allí, en el Siglo VIII antes de Cristo, se hizo circular monedas hechas de una aleación de oro y plata que llevaban la imagen de un león que era el símbolo del pueblo.
La palabra "moneda" deriva del latín "moneta", que era el apodo de la diosa Juno porque en su templo de Roma se acuñaban las monedas. De hecho, durante el Imperio Romano se empezó a acuñar una única moneda, igualando los tamaños, pesos y valores de todas las monedas existentes, y prohibiendo la acuñación de monedas por parte de individuos particulares, debido a que esa actividad era un monopolio del Estado. En tanto, la palabra "dinero" deriva del latín denarium, que era una moneda utilizada por los romanos para realizar actividades comerciales de exportacion e importación (especie de divisa).
La historia indica además que el personaje que más ayudó a diseminar el uso de las monedas de metal fue el Rey de Macedonia, Alejandro Magno, quien desde el año 335 Antes de Cristo, impuso el sistema de acuñar monedas en Persia, Mesopotamia, Siria, Egipto y en varios territorios que hoy forman parte de Turquía, Afganistán, Pakistán y la India. Después de su muerte, en esos territorios se continuó con la práctica de acuñar monedas y, muchas de ellas, con el busto del propio Alejandro Magno.
No obstante, también en China hay evidencia del uso y la acuñación de monedas durante la dinastía Chou, que gobernó por cerca de un milenio hasta el siglo tercero antes de Cristo. En las ruinas excavadas se han encontrado monedas de cobre de forma circular, con un agujero cuadrado en el centro.
De lo que sí hay evidencia respecto de China, es que en ese país fue donde se usó por primera vez el papel moneda, lo que ocurrió en el Siglo IX. Su valor era garantizado por el oro y la plata del gobierno, y su gran ventaja era que no era tan pesado como las monedas.
En Europa, el papel moneda apareció en el siglo XVI y su valor dependía de los depósitos en oro que poseía cada país que lo emitía.



3 ¿Cómo nace el Dinero?
A lo largo de la historia se ha utilizado una gran variedad de objetos y bienes como medio de pago, los cuales van desde el ganado hasta la sal.
Los bienes que hacían las veces de dinero, generalmente tenían valor en sí mismos y constituían lo que se ha denominado dinero-mercancía. Es decir, aquel bien que tiene el mismo valor como unidad monetaria que como mercancía y por lo tanto, sólo cabía intercambiarla por otro objeto o grupo de objetos que tuviera igual valor.
En cualquier caso, la mercancía elegida debía reunir una serie de requisitos, como los siguientes:
Duradera: la gente no aceptará como dinero algo que se deteriore en poco tiempo.
Transportable: si la gente ha de transportar grandes cantidades de dinero, la mercancía utilizada debe tener un valor elevado respecto a su peso, de manera que se pueda transportar con facilidad.
Divisible: el bien elegido debe poderse subdividir en pequeñas partes con facilidad sin pérdida de valor, de forma que se puedan realizar pagos pequeños.
Homogénea: esta propiedad implica que cualquier unidad del bien en cuestión debe ser exactamente igual a las demás, ya que, si no, los intercambios serían muy difíciles.
De oferta limitada: cualquier mercancía que no tenga una oferta limitada no tendrá un valor económico.
Debido a que pocas mercancías podían cumplir con esta lista de requisitos y así servir como dinero, rápidamente los metales preciosos (oro y plata) comenzaron a ser utilizados y aceptados como medio de pago. De esta manera se evolucionó hacia el dinero metálico.
Más adelante y con el despegue de las diferentes culturas, aparecieron el dinero papel, el dinero signo y el dinero bancario.

4 ¿Qué es el Dinero?

Si bien se asocia con billetes y monedas, en realidad es cualquier cosa que las personas estén dispuestas a aceptar como pago de bienes y deudas.
El dinero es algo que juega un papel muy importante en la vida cotidiana. En general, se tiende a asociar al dinero con los billetes, las monedas o, tal vez, los cheques. Pero eso no sería una muy buena apreciación del concepto dinero, y por lo tanto no sería una muy buena respuesta. Ya que por un lado, los billetes y las monedas sólo representan a una parte de la oferta del dinero, y, por otra, los cheques no son en realidad dinero.
Entonces, ¿Qué es el dinero?
Las definiciones pueden ser muy variadas y de muy largo alcance. En tal caso, entenderemos como dinero a "cualquier cosa que los miembros de una comunidad estén dispuestos a aceptar como pago de bienes y deudas".
No obstante, todos estamos familiarizados con los billetes y monedas, también conocidos como dinero efectivo o circulante, con los cuales podemos adquirir bienes y servicios en tiendas, restaurantes, kioscos, transporte, etc.
Sin embargo, existe otro tipo de dinero mucho más importante y que son los depósitos que la gente tiene en los bancos. En efecto, si el depósito es en una cuenta corriente, la compra podría pagarse directamente con un cheque personal, en reemplazo del dinero efectivo.
Así, los billetes y monedas más los depósitos en los bancos son los elementos que constituyen el concepto más básico de dinero cuando es entendido como un medio de pago.


5 ¿Para qué sirve el Dinero?

Las funciones más significativas que desarrolla el dinero son las siguientes:
Medio de cambio: es generalmente aceptado por la sociedad para la realización de las transacciones y la cancelación de deudas y que, por tanto, evita el trueque directo de mercancías.
Unidad de cuenta: sirve para calcular cuánto valen los diferentes bienes y servicios en una misma unidad.
Depósito de valor: al ser un activo, el dinero permite mantener riqueza, y de hecho tanto las personas como las familias o las empresas, suelen mantener parte de su patrimonio en forma de dinero.

6 El dinero en Chile
En Chile, en el año 1733, el Cabildo de Santiago pide al Rey Felipe V, la instalación en Chile de una casa de acuñación de monedas. Frente a la demora de la respuesta, Francisco García Huidobro -comerciante español avecindado en Santiago- solicita en 1741 al Rey de España, permiso para instalar una fábrica de monedas y así solucionar el problema de creación de circulante, que se producía cuando desde Perú se atrasaba el envío de monedas. Por su parte, Huidobro se comprometía a costear la instalación de la fábrica, dotarla de herramientas, pagar operarios y comprar los metales para la acuñación, pero a cambio solicitaba el cargo de Tesorero Perpetuo y el usufructo de las utilidades de la amonedación, privilegios que debían ser heredados a sus descendientes.
Por Real Cédula del 1º de octubre de 1743 el Rey de España acogió la proposición, creándose la Casa de Moneda de Chile la cual inició sus actividades en calle surponiente de Huérfanos esquina de Morandé. Las primeras monedas fueron entregadas el 10 de septiembre de 1749, ellas fueron acuñadas en oro y con un valor de media onza y llevaban el busto de Fernando VI.
En agosto de 1770 debido a la rentabilidad de la que no participaba la corona, el Rey Carlos III dicta una Real Cédula mediante la cual se incorpora la Casa de Moneda al patrimonio de la corona, poniendo fin después de 21 años, a los privilegios otorgados a García Huidobro.

7 ¿La Unidad de Fomento es Dinero?
Aunque se utiliza normalmente para informar de precios, especialmente cuando se trata del valor de las viviendas, la Unidad de Fomento (UF) no es dinero.
En realidad se trata de uno de los sistemas para expresar la reajustabilidad (es decir, el valor actualizado de una moneda, dependiendo de la inflación) que han sido autorizados por el Banco Central de Chile al amparo de lo establecido en el número 9 del artículo 35 de su Ley Orgánica Constitucional.
De acuerdo a la definición de este organismo, la UF se reajusta a partir del día diez de cada mes y hasta el día nueve del mes siguiente, en forma diaria, a la tasa promedio geométrica correspondiente a la variación que haya experimentado el Indice de Precios al Consumidor que determina el Instituto Nacional de Estadísticas o el organismo que lo reemplace, en el mes calendario inmediatamente anterior al período para el cual dicha unidad se calcule. La Unidad de Fomento tendrá un valor de $ 5.458,97 el día 9 de enero de 1990.

8 Historia en Chile

Esta unidad fue creada el 20 de enero de 1967, cuando comenzó a funcionar con un valor trimestral de 100 escudos y que era calculado trimestralmente.
A partir de octubre de 1975 este instrumento comienza a expresarse en pesos y ese mismo año se fijó mensualmente. Todo en el ánimo de enfrentar los bruscos cambios inflacionarios con una herramienta que identificara un precio reajustable y por un período acotado.
Un decreto de julio de 1977 determinó los valores diariamente para los períodos comprendidos entre el día 10 de cada mes y el 9 del mes siguiente, de acuerdo a la variación experimentada por el IPC. A partir del 8 de enero de 1990 el Banco Central de Chile pasó a determinar el valor diario.

9 ¿Cómo son los nuevos billetes para ciegos?

A partir del 24 de agosto de 2006 comenzaron a circular en el país los billetes con marcas especiales para ser reconocidos por personas con discapacidades visuales, es decir, desde quienes tienen muy mala vista hasta ciegos.
Gracias a la impresión especial de líneas en una de sus esquinas, los billetes chilenos de mil, cinco mil y diez mil pesos quedaron listos para ser usados por las personas que tienen discapacidades visuales, vale decir, desde quienes tienen muy mala vista hasta ciegos.
De acuerdo a lo anunciado "esta iniciativa es parte del esfuerzo permanente del Banco Central de Chile por incorporar en los billetes elementos que permitan facilitar su reconocimiento y uso por parte de la población en general y de las personas con discapacidad visual en particular".
El instituto emisor dio a conocer que antes de adoptar esta modificación en los billetes, se estudió la experiencia internacional sobre marcas táctiles, encontrándose 22 países que las utilizan. Entre ellas se cuentan Suiza, Singapur e Israel, que emplean elementos similares a los incorporados a los billetes chilenos. Con el cambio realizado, todos los billetes chilenos cuentan con marcas de reconocimiento especiales en la misma ubicación y con un tacto similar.
Hay que recordar que los billetes de dos mil pesos "nuevos", vale decir los que se imprimen en un material plástico en lugar de papel, cuentan con las marcas adecuadas para reconocimiento a través del tacto.


9.1 Las Marcas Táctiles
De acuerdo a la información del Banco Central, las marcas son trazos horizontales o verticales, que generan un relieve logrado a través de técnicas especiales de impresión, ofreciendo un mayor grosor y profundidad que se perciben al tacto.
En el caso del nuevo billete de $1.000 el trazo es vertical y está al costado izquierdo de la franja no impresa debajo de la marca de agua. En tanto, los nuevos billetes de $5.000 tienen dos trazos horizontales contiguos, en el costado izquierdo bajo la marca de agua. Por último, los nuevos billetes de $10.000 tienen dos trazos verticales táctiles ubicados al costado izquierdo de la franja no impresa bajo la marca de agua.
Actualmente, sólo los billetes de $20.000 y $2.000 contienen marcas táctiles para personas con discapacidad visual. El de $20.000 tiene un círculo en la esquina inferior izquierda del anverso y el de $ 2.000 tiene un rombo en el mismo lugar.
Respecto de este último, el abogado Iván Sanhueza que es ciego y que ha colaborado en diversas iniciativas que permiten a los discapacitados visuales utilizar computadores, explica que además de las marcas es muy importante el material e incluso el tamaño de los billetes. Respecto del de dos mil pesos, indica que es "un billete de plástico que es algo más grande que los demás; la propia textura del billete hace que sea una marca, en comparación con los demás".
En ese sentido, destaca las buenas experiencias que ha tenido con los billetes de Euros. "En noviembre del año pasado estuve en Túnez, y allí se maneja, además del dinar, el euro. Era bastante fácil identificar el tamaño de un billete, precisamente por su tamaño".

9.2 Euros y Dólares
Respecto de los Euros, que son los billetes usados en los países europeos, hay consenso en que son los más fáciles de identificar para las personas con discapacidad visual, lo que se atribuye al hecho de que en su diseño se tomaron en cuenta las recomendaciones hechas por las agrupaciones de ciegos europeas.
El sitio español Disc@panet explica que en los billetes su tamaño va creciendo desde el menor al mayor: los billetes de 5, 10, 20,50 y 100 euros crecen a lo largo y ancho, mientras que los de 200 y 500 euros crecen sólo a lo largo con respecto al de 100 euros. Además todos ellos se diferencian por el color y también por el número que representa su valor, que es de gran tamaño y cuyo color contrasta con el fondo del billete. Esto último es de gran utilidad para quienes aún tienen una visión parcial. En el caso de las monedas, todas tienen características propias lo que permite diferenciarlas.
En el caso de los Dólares de Estados Unidos, el problema es mayor ya que no tienen marcas que los diferencien y todos son del mismo tamaño. Al respecto la American Foundation for the Blind recomienda doblar de manera diferente los billetes de diferente valor. Así cuando haya que usarlos, será más simple reconocerlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario...

Bienvenidos.

Mundo Financiero es un sitio Virtual para aprender las Finanzas Personales, como forma de adquirir conocimientos ante la toma de decisiones sobre las diferentes oferta de Productos y Servicios Financieros.



Se ha producido un error en este gadget.