Ahorro

Qué es el Ahorro?

Es la parte del ingreso que no se destina al gasto y que se reserva para necesidades futuras.

Se entiende como ahorro a la parte del ingreso que no se destina al gasto y que se reserva para necesidades futuras, a través de algún sistema provisto por una institución autorizada por la ley para captar dinero del público, tal como una cuenta de ahorros o un depósito a plazo.

Tal como una caminata no se puede hacer sin dar un primer paso, el ahorro no se puede conseguir con un solo monto de dinero. La clave del ahorro es la capacidad de juntar dinero de manera regular durante un período de tiempo. Y, como en el caso de la caminata, ésta va a ser más larga y permitirá llegar más lejos, mientras más pasos se vayan dando, en el caso del ahorro se contará con más, si durante más tiempo se va guardando una cantidad de dinero.

Lo interesante de ahorrar en una institución financiera, es que ésta le paga a las personas que le entregan su dinero. A esta ganancia se le llama rentabilidad y se expresa a través los intereses, los cuales varían dependiendo de sus características, tales como el plazo, el tipo de ahorro y el tipo de moneda, entre otros. A estos se agregan los reajustes que permiten mantener el valor adquisitivo del dinero que se haya ahorrado.

Finalmente, las instituciones financieras ofrecen diferentes alternativas de ahorro, con el fin de acomodarse a la capacidad de ahorro de sus clientes

¿Qué son las Cuentas de Ahorro?

Son sistemas que ofrecen los bancos para ir juntando dinero en forma periódica. Existen muchos tipos diferentes, como se explica en este artículo.

Son un tipo de ahorro orientado a personas que tienen la capacidad de juntar dinero en forma periódica, ya que pueden abrirse y mantenerse con bajos montos. Tradicionalmente se conocieron como "libretas de ahorro" porque originalmente eran pequeños libros, en cuyas hojas se iba anotando la cantidad ahorrada y los intereses y reajustes percibidos. No obstante, con los avances tecnológicos, las libretas han sido remplazadas en muchos casos, por tarjetas plásticas, similares a las usadas en los cajeros automáticos.

Existen varios tipos de Cuentas de Ahorro, siendo las más conocidas las siguientes:

Cuenta de Ahorro a la vista: aunque llevan el nombre de "ahorro", estas son cuentas en moneda nacional en las que el ahorrante no recibe reajustes ni intereses; pueden ser unipersonales o para varias personas y permiten que la institución que las mantiene cobre comisiones por. Su objetivo es el de mantener el dinero en un lugar seguro y son abiertas, tradicionalmente, por entidades que requieren tener el dinero disponible para su uso en cualquier momento y además, necesitan que un tercero administre el dinero para que no esté bajo la responsabilidad de alguno de los participantes (por ejemplo, un centro de padres o un club deportivo). Para más información, se puede revisar el Capítulo 2-4 de la Recopilación Actualizada de Normas de SBIF, sobre "Cuentas de Ahorro".

Cuenta de Ahorro a plazo con giro incondicional: Son aquellas cuentas en que el ahorrante puede girar en cualquier momento la totalidad del dinero depositado. Pueden ser reajustables o no reajustables, y permiten girar hasta seis veces en el período de doce meses, sin perder los intereses del período. Además, en el caso de las cuentas con cláusula de reajustabilidad, se puede girar hasta cuatro veces en ese período sin perder el derecho a reajustes. Para más información, se puede revisar el Capítulo 2-4 de la Recopilación Actualizada de Normas de SBIF, sobre "Cuentas de Ahorro".

Cuenta de Ahorro a plazo con giro diferido: Son aquellas cuentas en que el ahorrante sólo puede girar los dineros depositados previo aviso a la entidad bancaria con una anticipación mínima de 30 días corridos. En todo caso, los bancos pueden permitir a los titulares que sean personas naturales, retiros a la vista hasta por el equivalente a 30 UF, en cada oportunidad, siempre que cada uno de ellos se efectúe en días distintos. Pueden ser reajustables o no reajustables. En el caso de las cuentas con cláusula de reajustabilidad permiten realizar hasta seis giros en el correspondiente período. Para más información, se puede revisar el Capítulo 2-4 de la Recopilación Actualizada de Normas de SBIF, sobre "Cuentas de Ahorro".

Cuentas para la Vivienda: debido a que el Estado de Chile otorga un subsidio para financiar la construcción o la compra de una vivienda económica nueva o usada, urbana o rural, se definió que sólo una persona que hubiera ahorrado en una cuenta de ahorro a plazo para la vivienda o en una cuenta de ahorro para arrendamiento de vivienda con promesa de compraventa podía tener derecho a recibir esa ayuda. Cada titular de una cuenta de ahorro a plazo para la vivienda debe firmar un contrato con la institución financiera depositaria que indique, entre otras cosas, que la cuenta se constituye para optar al subsidio habitacional, el Monto mínimo de ahorro expresado en unidades de fomento a que se compromete el titular y Plazo expresado en meses, en que se completará el monto mínimo del ahorro pactado. Para más información, se puede revisar el Capítulo 2-5 de la Recopilación Actualizada de Normas de SBIF, sobre "Sistema de Ahorro y Financiamiento de la Vivienda" y 2-8 sobre "Cuentas de ahorro para arrendamiento de viviendas con promesa de compraventa".

Cuentas de Ahorro para la Educación Superior: se trata de cuentas en las que se puede ahorrar para pagar los gastos relacionados con estudios de educación superior de la persona a nombre de quien está la cuenta. Para abrirla, el titular de la cuenta o la persona que actúe a su nombre deberá suscribir con la institución financiera respectiva, un "contrato de ahorro", en el que se indicará, entre otras cosas, el monto mínimo de ahorro anual a que se compromete y la frecuencia de los depósitos que se efectuarán para enterar ese monto. Con el dinero ahorrado, la institución financiera pagará directamente a la entidad de estudios superiores en la que el dueño de la cuenta haya obtenido crédito universitario, los valores correspondientes a matrícula y aranceles. Si no se obtiene dicho crédito, todo el dinero quedará a disposición del titular de la cuenta. Para más información, se puede revisar el Capítulo 2-9 de la Recopilación Actualizada de Normas de SBIF, sobre "Cuentas de ahorro para fines específicos".

Cuentas de Ahorro para el Deporte: debido a que el Estado de Chile otorga un subsidio para financiar actividades deportivas, se definió que sólo una persona que hubiera ahorrado en una cuenta de ahorro a plazo para el deporte podía tener derecho a recibir esa ayuda. Para abrirla, el titular de la cuenta deberá suscribir con la institución financiera respectiva, un "contrato de ahorro", en el que se indicará, entre otras cosas el monto del ahorro a que se compromete, de acuerdo a un monto mínimo exigido, el plazo en que se enterará dicho ahorro, la frecuencia de los depósitos que se efectuarán para enterar ese monto y el saldo promedio semestral mínimo. Para más información, se puede revisar el Capítulo 2-9 de la Recopilación Actualizada de Normas de SBIF, sobre "Cuentas de ahorro para fines específicos".

Planes de Ahorro Previsional Voluntario (APV): es un mecanismo que permite a los trabajadores dependientes e independientes ahorrar por sobre lo que cotizan obligatoriamente en su Administradora de Fondos de Pensiones, con la finalidad de anticipar la edad de jubilación o aumentar el monto de la pensión a la edad legal y al mismo tiempo, recibir importantes beneficios tributarios. Para más información sobre APV, se puede revisar la Guía del Ahorrante y el Capítulo 2-10 de la Recopilación Actualizada de Normas de SBIF sobre "Planes de ahorro previsional voluntario".

Qué tipos de instrumentos de Ahorro existen?

Los más conocidos son las Cuentas de Ahorro y los Depósitos a Plazo

Existen de varios tipos, aunque los más conocidos son las Cuentas de Ahorro y los Depósitos a Plazo. Otros más sofisticados son las cuentas corrientes con pago de intereses, los fondos mutuos y las acciones.

Cada uno de ellos tienen condiciones específicas para ser utilizados; por ejemplo, mientras las cuentas de ahorro prácticamente pueden ser abiertas con bajas cantidades de dinero, los restantes tipos de ahorro requieren montos mayores.

Qué es una Cuenta de Ahorro a la Vista?

Son un sistema para mantener dinero a cuidado del banco; no otorgan intereses ni reajustes.

Las cuentas de ahorro a la vista, pese a su nombre, no son una forma de ahorro sino que un sistema para mantener dinero a cuidado del banco. Por lo mismo, no ofrecen limitación alguna en relación al número de giros que pueden efectuarse en el año pero tampoco entregan reajustes ni intereses. Además, en el caso de los bancos pueden abrirse en moneda nacional o extranjera.

Pueden ser abiertas a nombre de una o más personas, ya sean naturales o jurídicas (empresas, organizaciones, centros de padres y apoderados, unidades vecinales, etc.) y las instituciones financieras pueden cobrar comisiones por el manejo de las cuentas.

Para más información, se puede revisar el Capítulo 2-4 de la Recopilación Actualizada de Normas de SBIF, sobre "Cuentas de Ahorro".

¿Qué son las Cuentas de Ahorro Previsional Voluntario?

Es un mecanismo que permite a los trabajadores dependientes e independientes ahorrar por sobre lo que cotizan obligatoriamente en su AFP.

El Ahorro Previsional Voluntario (APV) es un mecanismo que permite a los trabajadores dependientes e independientes ahorrar por sobre lo que cotizan obligatoriamente en su Administradora de Fondos de Pensiones, con importantes beneficios tributarios, para anticipar la edad de jubilación o aumentar el monto de la pensión a la edad legal.

Los trabajadores o pensionados pueden solicitar, en cualquier momento, el retiro de todo o parte de los recursos que llevan ahorrados en los planes de APV. Al momento de liquidar cualquier retiro, la institución autorizada realizará una retención correspondiente al 15% del monto de retiro en concepto de pago provisional del impuesto único.

Más información en la Guía del Ahorrante de APV y el Capítulo 2-10 de la Recopilación Actualizada de Normas de SBIF, sobre "Planes de ahorro previsional voluntario".

En qué influye el Presupuesto en el Ahorro?

Si el presupuesto se mantiene y se respeta, se podrá determinar en qué áreas es posible reducir gastos y si finalmente se gasta menos de los ingresos que se obtienen, allí estará el dinero para ahorrar.

Una de las formas más eficientes de ahorrar, es hacer un presupuesto o plan de gastos, que permita pronosticar y controlar los gastos frecuentes de cada mes. En la medida que se conozca cuánto se gasta, será posible llevar el control de los gastos diarios y determinar cuánto es posible ahorrar.

Para crear el presupuesto mensual, es importante saber con exactitud cuánto gasta por mes, y luego comparar esa cantidad con el ingreso líquido recibido. Si el presupuesto se mantiene y se respeta, se podrá determinar en qué áreas es posible reducir gastos y si finalmente se gasta menos de los ingresos que se obtienen, allí estará el dinero para ahorrar.

Para determinar la capacidad de pago de una persona, que es la cantidad máxima por la que se puede endeudar, se comienza por determinar su ingreso neto mensual (remuneración líquida) y a eso se le resta la suma de gastos fijos que se tienen cada mes. Es decir, se le restan los pagos por alimentos, arriendo o dividendos, matrículas escolares, servicios básicos (luz, agua, gas, teléfono, cable y otros). Para otros gastos como bencina, ropa y calzado, diversión, se debe estimar un gasto mensual.

Adicionalmente, en caso de existir pagos por deudas, también se deben restar. Si el resultado final es cero o cercano a cero, significa que la persona no tendrá capacidad de pago, por lo que no debería tomar un crédito.

¿Qué es la CAE?

La Carga Anual Equivalente es un indicador que ha introducido la Ley 20.555 sobre Sernac Financiero, el cual permite la comparación entre l...