Fondos Mutuos

Qué tipos de fondos mutuos existen?

De acuerdo a la Superintendencia de Valores y Seguros, en Chile existen tres tipos de fondos en los que se puede invertir.

De acuerdo a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), organismo que se encarga de fiscalizar a las Administradoras de Fondos Mutuos, en Chile existen tres tipos de fondos en los que se puede invertir.

 Fondos mutuos de inversión en instrumentos de renta fija de corto plazo, que invierten en títulos estatales, depósitos y pagarés bancarios, bonos bancarios o de empresas.

 Fondos Mutuos de inversión en instrumentos de renta fija de mediano y largo plazo que invierten en títulos estatales, depósitos y pagarés bancarios, bonos bancarios o de empresas. Estos fondos no tienen restricciones para invertir el total de su activo en instrumentos de corto, mediano y largo plazo.

 Fondos mutuos de inversión en instrumentos de renta variable, los cuales pueden invertir en acciones, cuotas de fondos de inversión y títulos de renta fija de corto, mediano y largo plazo.

La inversión de estos fondos puede ser realizada tanto en Chile como en el extranjero, según la política de inversiones declarada por el fondo mutuo, pudiendo llegar a tener en su cartera hasta un 100% de sus activos invertidos en títulos extranjeros.

A partir de ellos, las diferentes administradoras de fondos mutuos generan fondos con diferentes nombres o marcas comerciales, con el fin de diferenciarlos en el mercado.

Cómo se invierte en fondos mutuos?

Para invertir en un fondo mutuo es necesario hacer un aporte en dinero a la sociedad administradora del fondo en el cual se haya decidido invertir. No existe un monto mínimo definido, ya que depende del tipo de fondo en que se esté invirtiendo.

El aporte que se realice al fondo es convertido en cuotas de participación que tienen un valor que se informa diariamente y que es variable, es decir, puede aumentar o disminuir por las fluctuaciones de precios de los instrumentos que componen la cartera de inversión del fondo mutuo. Una vez que se ha hecho la inversión, se puede revisar frecuentemente el valor de la cuota y, de esta manera, conocer la rentabilidad que va alcanzando la inversión realizada.

Al momento de invertir en un fondo mutuo, se debe firmar un contrato de suscripción de cuotas y la sociedad administradora debe informar acerca del reglamento interno del fondo que debe contener, al menos, la siguiente información:

 Remuneración que cobra la sociedad por la administración del fondo.

 Comisiones que se cobran sobre la inversión.

 Plazo de pago de los rescates (en cuanto tiempo se devuelve el dinero que se haya invertido en el fondo).

 Política de inversión de los recursos.

 Planes de inversión.

Asimismo, el contrato de suscripción de cuotas contiene los datos de la inversión realizada y la información mínima del reglamento interno que se debe conocer al momento de invertir en un fondo mutuo.

Al mismo tiempo se debe solicitar información reciente sobre cómo está conformada la cartera de inversiones del fondo en el que se está haciendo el aporte, para verificar si se adecua a sus intereses como inversionista.

Finalmente, para evaluar la conveniencia de invertir en un fondo no se debe mirar exclusivamente la rentabilidad que haya tenido en el pasado, ya que ésta es esencialmente variable y hay que recordar la frase que cada fondo mutuo debe publicitar: "Las rentabilidades obtenidas en el pasado por los fondos mutuos administrados por esta sociedad, no garantizan que ellas se repitan en el futuro".


¿Qué son los fondos mutuos?

Son un tipo de inversión y, a diferencia del ahorro tradicional, las sumas invertidas en Fondos Mutuos no tienen una ganancia garantizada, ya que involucran el riesgo de que las inversiones realizadas no entreguen la rentabilidad esperada.

Se llama Fondo Mutuo a la suma de aportes en dinero entregados por personas naturales y jurídicas a una sociedad anónima o administradora, para que la invierta en diferentes tipos de instrumentos financieros que sean valores de oferta pública o incluso bienes, con el objetivo de conseguir una ganancia, que luego es repartida entre todos quienes hicieron un aporte.

A diferencia del ahorro, las sumas invertidas en Fondos Mutuos no tienen una ganancia garantizada, ya que los fondos mutuos corren el riesgo de que las inversiones realizadas no entreguen la rentabilidad esperada. Por ello, la ganancia puede ser menor que lo esperado o incluso se puede llegar a perder parte o todo el dinero invertido.

Debido a esto, la ley que regula este tipo de inversiones es clara en indicar que dicha inversión es "por cuenta y riesgo" de quienes hacen los aportes de dinero al fondo. Por lo mismo, en la publicidad de los fondos mutuos siempre está frente la frase: "Las rentabilidades obtenidas en el pasado por los fondos mutuos administrados por esta sociedad, no garantizan que ellas se repitan en el futuro", con el fin de dar cuenta de esta situación.

Por lo mismo, es muy relevante entender en qué invierte los fondos la sociedad administradora y cuál es su capacidad de gestión, ya que de ello dependerá la elección que se haga de los diferentes instrumentos de inversión y, por lo mismo, los resultados que se obtengan.

Asimismo es importante conocer que todas las Administradoras de Fondos Mutuos son fiscalizadas por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) .

¿Quién fiscaliza los fondos mutuos?

La Superintendencia de Valores y Seguros fiscaliza y controla que las operaciones de los fondos mutuos y sus administradoras, se enmarquen en la normativa vigente y cuerpos legales que los rigen

La Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) es el organismo que autoriza la existencia de las sociedades administradoras de fondos mutuos y aprueba los estatutos de sus reglamentos internos y contratos de suscripción de cuotas. Gracias a esto puede controlar que las sociedades y fondos cumplan los requisitos establecidos en la ley para su autorización y aprobación, respectivamente.

Asimismo, la SVS exige la entrega de información periódica de carácter legal, financiera y contable referente a los fondos y sus administradoras, para verificar el cumplimiento de las normas establecidas para ellos. Por ejemplo, los fondos mutuos deben enviar sus estados financieros mediante la FECU (Ficha Estadística Codificada Uniforme) en forma mensual y la administradora en forma trimestral. Asimismo, deben comunicar cambios en la administración, remuneraciones y estatutos, entre otros.

Por último, la SVS fiscaliza y controla que las operaciones de los fondos mutuos y sus administradoras, se enmarquen en la normativa vigente y cuerpos legales que los rigen. Por ejemplo, que las compras y las ventas que efectúe la administradora por cuenta de los fondos sean a precio de mercado; que la administradora lleve contabilidad separada de las operaciones de cada uno de los fondos que administra; el cumplimiento de límites de inversión requeridos por la ley y lo establecido en el reglamento interno del fondo; revisión de la valorización de los activos del fondo, etc.

Adicionalmente se debe indicar que las administradoras están agrupadas en una organización gremial llamada Asociación de Administradoras de Fondos Mutuos de Chile, que también se preocupa por las actividades de sus asociados y entrega información actualizada acerca de los participantes en este mercado.

Cuánto cobra el fondo mutuo por recibir un aporte?

La administradora del fondo mutuo cobra mensualmente por el manejo del dinero.

Cada vez que una persona realiza un aporte en moneda nacional o extranjera para integrarse a un fondo mutuo debe tomar en cuenta que de su dinero deberá pagar lo que cobre la administradora por el manejo del dinero.

Dichos valores están representados por:

 Remuneración: es lo que cobra la sociedad por la administración del fondo y normalmente es un valor anual expresado en un porcentaje de la inversión; normalmente este valor se cobra diariamente. Es importante tener claro este monto, ya que la suma que se pague por concepto de remuneración se deberá restar a la rentabilidad del fondo, para determinar cuánto ha sido la ganancia obtenida en el período que se esté revisando.

 Comisiones: es un valor variable que corresponde a un porcentaje de la inversión; puede cobrarse al momento de hacer la inversión o al momento de rescatarla. Hay fondos mutuos que la cobran, mientras que otros no lo hacen. En todo caso, se debe consultar previamente por qué concepto se cobra comisión y en qué momento lo hacen.

¿Qué es la CAE?

La Carga Anual Equivalente es un indicador que ha introducido la Ley 20.555 sobre Sernac Financiero, el cual permite la comparación entre l...