Mercado de Capitales

¿Qué es el mercado de capitales?

A grandes rasgos es el conjunto de entidades y personas que por un lado están dispuestas a demandar recursos para financiar proyectos y, por otro, personas y entidades que están dispuestas a prestar estos recursos; es decir, el mercado de capitales cumple básicamente un rol de intermediación entre quienes demandan estos recursos y quienes los prestan. Por lo tanto, serán parte integrante de un mercado de capitales entidades como los bancos, bolsas de valores, administradoras de fondos, etc.
Un mercado de capitales será más eficiente en tanto haya menos barreras para el libre flujo de los capitales y existan incentivos de modo que los agentes privilegien el ahorro (o inversión) por sobre el consumo inmediato. La primera reforma al mercado de capitales, en Chile, apuntó a eliminar restricciones tributarias al movimiento de capitales y perfeccionó ciertos mecanismos de ahorro. Así, una de las reformas que beneficiaron directamente a las personas fueron las nuevas normas sobre el Ahorro Previsional Voluntario en la AFP y en todas las entidades autorizadas a manejar planes de APV, permitiendo el rescate anticipado de estos recursos (es decir, antes de pensionarse).
También se buscó dinamizar el mercado bursátil. En ese sentido, una de las medidas más importantes fue la eliminación del impuesto a la ganancia de capital para la venta de acciones, es decir, la utilidad que se obtenga por la venta de estos instrumentos no será gravada con impuestos, como ocurría antes, lo que debiera contribuir a dinamizar el mercado bursátil. En el plano institucional, la reforma también contempló una serie de medidas, como la creación de la llamada "bolsa emergente", en la cual será posible que empresas con alto potencial de desarrollo encuentren un vehículo de financiamiento. También se introdujeron otras reformas, relacionadas con la ley general de bancos y administradoras de fondos generales, entre otras materias.


Dentro de las características principales del mercado de capitales se encuentra el hecho de que ofrece una amplia variedad de productos con diferentes características (plazo, riesgo, rendimiento) de acuerdo con las necesidades de inversión o financiación de los agentes participantes del mercado. El mercado de capitales puede presentar diversas formas de intermediación ya que las transferencias de los recursos de los ahorradores a las inversiones se pueden realizar, como se indicó anteriormente, por medio de instituciones tales como bancos, corporaciones financieras, etc. o directamente a través de instrumentos, como es el caso del mercado de capitales no intermediado (o de instrumentos). De esta forma el mercado de capitales se transforma en una herramienta básica para el desarrollo económico de una sociedad, ya que mediante él, se hace la transición del ahorro a la inversión, y se generan una serie de consecuencias que juegan un papel muy importante en el desarrollo de la economía de un país y por tanto en el desarrollo total del mismo; ya que por medio de una mayor propensión al ahorro, obviamente, se genera mayor inversión. Esto debido a que se producen excedentes de capital para los ahorradores, los cuales buscan invertirlos y generar mayor riqueza. Esta inversión da origen, por su parte, a nuevas industrias generadoras de ingresos, las cuales sirven como cimientos sólidos para buscar una mayor expansión económica y de esta manera aumentar el ingreso neto, así mismo el producto nacional neto y el producto interno bruto; al subir estos índices, se presenta crecimiento de la economía y se reducen otros indicadores macroeconómicos como la tasa de desempleo, la inflación, etc. De igual manera una creciente inversión, ya sea privada o del estado, hace posible la creación de mayor infraestructura, mejorando las condiciones sociales, en aspectos tan vitales como la educación, las comunicaciones, servicios públicos, etc.
Por otra parte, podemos apreciar que los países con mercados financieros más desarrollados, como las grandes potencias occidentales, han tenido un crecimiento altamente ligado al desarrollo de estos mercados. Sin ir más lejos, el crecimiento del mercado de capitales en Chile, ha influenciado violentamente su desarrollo a partir de 1979-1981 con la reforma al sistema de seguridad social, convirtiendo el antiguo sistema estatal - proteccionista en un sistema con fondos privados, más conocidos como AFP (Administradoras de Fondos de Pensiones). Ese impacto se debe a dos puntos concretos: la libertad otorgada a los fondos para no adquirir títulos estatales de deuda, y a que la mayor parte de los fondos acumulados constituyen genuino ahorro nuevo.

Bolsas de Comercio

Bolsa de Comercio de Santiago

En nuestro país, uno de los íconos de representatividad de lo que es el Mercado de Capitales es la Bolsa de Comercio de Santiago, la que remonta sus orígenes a 1840 año en que se realizaron los primeros intentos por de crear una Bolsa con muy poco éxito. En 1884 existían 160 Sociedades Anónimas, las que obligaron al establecimiento de un mercado de valores especializado al que se desplazaran las transacciones de títulos.
Muchos cambios se han suscitado en esta institución desde sus inicios, dentro de los que se pueden destacar:
- La bonanza que reflejaba a la economía mundial hasta fines de los 20’s.
- La crisis económica de principios de los 30’s (que afectó en nuestro país a los títulos mineros, específicamente empresas salitreras)
- El intervencionismo del Estado en la economía, desde fines de los 40’s hasta comienzos de los 70’s, período en el país estuvo al borde de la hiperinflación con un tasa anual que bordeaba el 400%.
- El consenso y la profunda reforma económica efectuada posterior a 1973.
- La crisis económica 1981-1982
- El ajuste aplicado a principios de 1990
- La situación derivada de la crisis asiática
- En un aspecto más positivo la década del 90 fue la apertura de compañías chilenas al mercado internacional mediante la emisión de ADR´s (American Depositary Receipts)
Con el correr de los años, la Bolsa de Comercio se ha ido modernizando, es así como a partir del año 1981 adquirió un compromiso con el uso de tecnologías de punta, iniciando, de esta forma, la sistematización de sus principales procesos, llegando a la fecha a contar con una red propia de más de 1000 terminales conectados a sus equipos informáticos tolerantes a falla y a dar acceso a una vasta gama de servicios Internet a los usuarios del mundo.

Bolsa de Corredores de Valparaíso

Paralelamente a las incipientes actividades bursátiles que se registraban en Santiago, a fines del siglo IXX también en Valparaíso un vecino (Alfredo Lyon Santa María) comenzó a practicar el corretaje informal de acciones, bonos y letras de cambio en su oficina particular, actividad que años más tarde se transformaría en la antesala del salón de corredores formado por un grupo de comisionistas, el que a las puertas del nuevo siglo (XX) derivó en la Bolsa de Valores de Valparaíso, y que en 1905 se formalizaría como la Bolsa de Corredores de Valparaíso S.A., cuna de negocios tales como salitreros, mineros e industriales de Chile.
Posteriormente, con la creación de la Bolsa de Comercio de Santiago, y dada la importancia de la Bolsa de Corredores de Valparaíso, ambas bolsas tendieron a un acercamiento institucional, favorecido por los continuos negocios entre corredores de ambas plazas, lo que propició la decisión de permitir a los accionistas de una bolsa efectuar transacciones con la otra. Lamentablemente, al igual que su homónima de Santiago, esta Bolsa también se vio afectada por los mismos cambios en la economía acaecidos durante el siglo XX, llegando a extremos tales como el cierre de ella en 1983 y la apertura de una “nueva” Bolsa continuadora de la Bolsa de Corredores de Valparaíso la que permitió que se re-iniciaran sus actividades operacionales y bursátiles en con fecha 8 de abril de 1988, inclusive en la misma propiedad que desde sus inicios a albergado esta a esta institución.

Bolsa Electrónica

Producto de la modernización, un grupo de agentes de valores comenzó a gestar la idea de crear un nuevo mercado formal para la intermediación de instrumentos financieros, que permitiera asegurar la competitividad del mercado chileno y al mismo tiempo satisfacer las necesidades de éste. Tras producirse algunos contactos entre agentes y emisores e inversionistas, se detectó que estos últimos tenían gran interés por participar en el proyecto. Es así como en noviembre de 1989 se constituye la que hoy llamamos Bolsa Electrónica de Chile, Bolsa de Valores (BEC).
La creación de esta Bolsa significó una transformación para él mercado de valores, ya que propició la competencia entre los actores que en el participan, permitió la reducción de tarifas y costos, favoreció la permanente creación de nuevos productos y servicios por parte de todos los agentes del mercado, y marcó el fin del concepto tradicional de ruedas físicas que imperaba en el mercado, ya que la BEC opera como un “supermercado” que ofrece las redes para operar a los corredores, y son ellos quienes tienen que realizar las transacciones. Esta bolsa opera exclusivamente por medios digitales y es posible el ingreso automático de órdenes a la rueda de esta bolsa desde los sitios web de sus corredores, lo cual permite a las personas comprar o vender acciones directamente a través de internet.
En el plano internacional, ha creado vínculos con otras bolsas de la región a fin de fortalecer los mercados de valores del cono sur y generado instancias de negociación que benefician a los inversionistas de diferentes países. Asimismo, durante 2003, la Bolsa Electrónica de Chile y SIF Garban Intercapital se asociaron para la explotación en Chile del Sistema Electrónico Transaccional de divisas y sus derivados, conocido como DATATEC.
El objetivo de esta alianza es introducir nuevos productos en los mercados electrónicos de divisas y tasas, ampliando las posibilidades de negocios, y generando en Chile opciones con las que ya cuentan los mercados más desarrollados.
Paralelamente, la Bolsa Electrónica de Chile ha participado activamente en las distintas materias de autorregulación del mercado de valores, y colaborado con las autoridades en la discusión y generación de iniciativas legales que conciernen al mercado nacional.

Bolsas extranjeras

Evidentemente existen Bolsas a nivel internacional, destacando entre ellas la de Frankfurt, de Londres y de París. En el caso de la primera de ellas, y debido a que Alemania es la economía más grande de Europa, los inversionistas siguen de cerca la trayectoria del mercado bursátil germano. Este está compuesto de ocho bolsas regionales, donde la más importante es la de Frankfurt, la cual es gestionada por Deutsche Börse Group (DBG). En lo que dice relación a la Bolsa de Londres (The London Stock Exchange (LSE)), podemos mencionar que se trata de una de las plazas bursátiles más importantes del mundo. Es el tercer mercado más grande a nivel mundial –después de Nueva Cork y Tokio- de acuerdo a la capitalización bursátil de las acciones domésticas e internacionales allí listadas.
Por su parte la Bolsa de París es otra de las principales plazas bursátiles del mundo, situándose entre las cinco bolsas de mayor capitalización mundial. El índice de referencia para el mercado bursátil francés es el CAC-40, de la Bolsa de París. Este recoge a las 40 empresas de mayor capitalización bursátil transadas en la Bolsa de París, por cuyo tamaño reflejan la realidad de la economía francesa. Forma parte del Euronext, el primer mercado integrado europeo de negociación de acciones, bonos y derivados, el cual fue creado en septiembre de 2001 con una fusión de las bolsas de Amsterdam, Bruselas y París.
No podemos dejar de mencionar la Bolsa de Tokio que es la segunda bolsa de valores más grande del mundo y está destinada a la negociación en exclusiva de las acciones y valores convertibles o que otorguen derecho de adquisición o suscripción. Los principales índices de la Bolsa de Tokio son el Nikkei 225, índice de compañías elegidas por el periódico de negocios más grande de Japón, el TOPIX y el J30, ambos indicadores de grandes compañías industriales de Japón.
Finalmente la Bolsa de Nueva York (New York Stock Exchange) conforma el mayor mercado de valores del mundo en volumen monetario y el segundo en número de empresas adscritas.Cuenta con un volumen anual de transacciones de 21 billones de dólares, incluyendo los 7,1 billones de compañías no estadounidenses. Creada en 1817, cuando un grupo de corredores de bolsa se organizaron formando un comité llamado "New York Stock and Exchange Board" (NYS&EB) con la finalidad de poder controlar el flujo de acciones que en aquellos tiempos se negociaban libremente y principalmente en la acera de Wall Street. En 1918, después de la Primera Guerra Mundial, se convierte en la principal casa de bolsa del mundo, dejando atrás a la de Londres. El jueves 24 de octubre de 1929, llamado a partir de entonces “El Jueves Negro”, se produjo una de las más grandes caídas en esta bolsa, que produciría la recesión económica más importante de los Estados Unidos en el siglo XX, la "Gran Depresión".

Estructura del Mercado de Capitales de nuestro país
En Chile la estructura base del Mercado de Capitales se compone como sigue:

Principales mercados de las Bolsas de Valores chilenas

Accionario

Constituye uno de los principales mercados de nuestro mercado de valores. Desde un punto de vista conceptual, las acciones son instrumentos de renta variable, emitidos por sociedades anónimas, que representan un título de propiedad sobre una fracción del patrimonio de la empresa, es decir, el comprador de una acción o accionista pasa a ser propietario de una parte de la empresa emisora. Desde el punto de vista de la empresa que emite las acciones, estas últimas son una alternativa de financiamiento para conseguir recursos a plazo indefinido, en tanto que desde el punto de vista del accionista, las acciones son una alternativa de ahorro a corto, mediano o largo plazo, o bien a plazo indefinido, según sean las razones que motivan su compra. Las acciones se transan a través de dos sistemas de negociación:
- El primero de ellos es el “Pregón” o “Viva-Voz”, en el cual el corredor pregona las ordenes de sus clientes, ofreciendo a viva voz comprar o vender las acciones. Una vez que encuentra una contraparte dentro del resto de los corredores que concurren al redondel principal, se procede a calzar la operación. El lugar físico en donde se realiza la negociación a viva voz está ubicado dentro del edificio de la Bolsa y se denomina salón de ruedas.
- El segundo sistema en el que se transan las acciones corresponde al sistema de negociación electrónico de calce automático. En este sistema el corredor ingresa las ofertas de compra y venta de acciones, para que estas se calcen en forma automática con aquellas ingresadas por otro corredor, en la medida que exista compatibilidad de precios entre ellas. En este sistema se negocian junto a las acciones, dólares, opciones, futuros y Cuotas de Fondo de Inversiones (CFI).

Cuotas de Fondo de Inversión
Las Cuotas de Fondos de Inversión son instrumentos de renta variable que representan una fracción del patrimonio de un Fondo de Inversión. Los Fondos por su parte, son patrimonios integrados por aportes de personas naturales y jurídicas para su inversión en diversos valores, dependiendo de su naturaleza. Al respecto, existen cuatro tipos de Fondos de Inversión, los que se diferencian por los valores que pueden adquirir, a saber, los Fondos de Inversión Inmobiliarios, Mobiliarios, de Desarrollo de Empresas y de Créditos Securitizados. La adquisición de estas cuotas es una buena alternativa para los inversionistas institucionales y personas naturales que deseen ingresar a mercados de difícil acceso, tal como, los bienes raíces, los proyectos de expansión de sociedades cerradas y las concesiones en infraestructura.

Intermediación Financiera

Los títulos que se transan en este mercado son instrumentos no seriados representativos de obligaciones en dinero, a la orden y de corto plazo (hasta un año). Al igual que los de renta fija, son al portador y endosables. Estos instrumentos se emiten para financiar la gestión financiera de corto plazo del emisor, o bien, para operar como un instrumento de regulación monetaria en el caso del Banco Central. Los emisores que pueden participar en este mercado son: instituciones del Estado, bancarias, financieras y sociedades anónimas. Desde un punto de vista del comprador, estos instrumentos son una alternativa de inversión que permite aprovechar las fluctuaciones de la tasa de interés de corto plazo o bien realizar un ahorro con un bajo riesgo. Estos instrumentos se negocian en la Bolsa de Comercio a través de un sistema de remate electrónico, en que las ofertas, posturas y adjudicaciones se efectúan a través de terminales conectados a una red computacional. La modalidad de remate está referida a un remate concurrente de ofertas de venta previamente inscritas por los corredores, las que son asignadas a un determinado remate dependiendo de su hora de inscripción. El remate se realiza simultáneamente para todas las ofertas asignadas, debiendo los corredores compradores realizar posturas, por tasa o precio según corresponda, durante un lapso predefinido, luego del cual el sistema adjudica al mejor postor las ofertas, conforme a los criterios definidos en el sistema.

Monetario

En esta categoría se considera el oro físico y la plata en la forma de monedas acuñadas por el Banco Central de Chile y los dólares de los Estados Unidos de Norteamérica.
Los primeros constituyen un instrumento monetario con valor intrínseco. El valor de este bien fluctúa en forma anticíclica, destacándose su fortaleza durante períodos de debilidad económica internacional. El dólar en tanto, es demandado tanto por motivos de rentabilidad, como por su calidad de medio de cambio.
Los instrumentos de este mercado se liquidan pagadero hoy, es decir, el mismo día de efectuada la transacción.

Opciones

Se definen como aquel contrato a través del cual el comprador adquiere a un cierto valor llamado prima de la opción, el derecho a comprar o vender a un precio prefijado, y durante un plazo establecido un número determinado de acciones de una sociedad. Vencido el plazo de vigencia de la opción el derecho expira. Por otro lado, el vendedor se obliga a vender o comprar las acciones al precio prefijado si lo requiere el comprador dentro del período especificado.
Los inversionistas que operen con este instrumento, en forma similar a los contratos de futuros, pueden reducir las pérdidas ante una eventual baja en el precio de la acción y obtener una utilidad de acuerdo a sus expectativas de variación de precios. Además, pueden tomar posición en acciones anticipándose al momento en que se dispondrá de los recursos.


Renta Fija

Los instrumentos de renta fija son títulos representativos de obligaciones de mediano y largo plazo que contrae el emisor con el poseedor del instrumento. En esta categoría se incluyen los Bonos de Bancarios y de Empresas, las Letras de Crédito Hipotecario, instrumentos emitidos por el Banco Central de Chile y por instituciones del Estado, entre otros.
Las emisiones de estos instrumentos son seriadas, reajustables en función de algún índice o unidad (IPC, UF, US$, etc.) y, en general, son al portador o endosables. Desde el punto de vista del inversionista, estos instrumentos son una alternativa de ahorro, cuya rentabilidad es conocida y su nivel de riesgo es bastante bajo, ya que depende de la capacidad de pago de la obligación por parte del emisor. Estos instrumentos se negocian en la Bolsa de Comercio a través de un sistema de remate electrónico, en que las ofertas, posturas y adjudicaciones se efectúan a través de terminales conectados a una red computacional.
La modalidad de remate está referida a un remate concurrente de ofertas de venta previamente inscritas por los corredores, las que son asignadas a un determinado remate dependiendo de su hora de inscripción. El remate se realiza simultáneamente para todas las ofertas asignadas, debiendo los corredores compradores realizar posturas, por tasa o precio según corresponda, durante un lapso predefinido, luego del cual el sistema adjudica al mejor postor las ofertas, conforme a los criterios definidos en el sistema.

Algunos ejemplos de Instrumentos transables en la Bolsa de Comercio

Pagarés Descontables del Banco Central
Estos pagarés son instrumentos emitidos por el Banco Central en tramos de $5.000.000, $50.000.000, $100.000.000 y $200.000.000. Tienen el propósito de regular la oferta monetaria, a través de operaciones en el mercado abierto.
Desde el punto de vista del comprador, estos instrumentos son una alternativa de ahorro que permite aprovechar las fluctuaciones de la tasa de interés en el corto plazo.
El Banco Central emite y coloca estos títulos a través de licitaciones periódicas, según el sistema establecido en las bases o mediante operaciones que realiza la mesa de dinero del Banco Central directamente con las instituciones, en la cual el establece la tasa, el plazo y las condiciones de la operación a la cual podrán acceder las instituciones. Este tipo de transacciones se llama “ventas por ventanilla”.
Existe un mercado primario de PDBC constituido exclusivamente por instituciones financieras, las cuales participan periódicamente de las licitaciones de los pagarés que efectúa el instituto emisor.
Estas instituciones pueden realizar —por cuenta propia o de terceros distintos del Banco Central— el mercado secundario de estos pagarés.
En este mercado secundario, los PDBC son colocados a través de una de las siguientes formas.
- Venta con pacto de retrocompra (Pacto por el cual una parte vende un valor y se compromete a comprarlo en un determinado plazo) a personas naturales o jurídicas que no sean instituciones financieras desde cuatro días hábiles.
- Venta con pacto de retrocompra a instituciones financieras, desde un día hábil.
- Compra y venta definitiva.
En la Bolsa, las operaciones de PDBC generalmente se realizan a través de la participación de una institución financiera que actúa como vendedora y de un particular que actúa como comprador, existiendo también un amplio mercado secundario, ajeno a las instituciones financieras, donde las operaciones de compra y venta son realizadas exclusivamente entre particulares.
Estos títulos no son reajustables y no obtienen intereses. Además, cuentan con la garantía del Banco Central de Chile. En cuanto a su liquidación, ésta sólo se puede hacer en el mercado primario en la fecha de vencimiento establecida por el Banco Central de Chile.
Mercado en el cual se lleva a cabo la colocación de valores de primera emisión, representados por títulos transferibles. Estos títulos son emitidos por el Estado, el Banco Central de Chile, bancos e instituciones financieras, cuotas de fondos mutuos y sociedades anónimas inscritas en el Registro de Valores que lleva la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS).

¿Qué es la CAE?

La Carga Anual Equivalente es un indicador que ha introducido la Ley 20.555 sobre Sernac Financiero, el cual permite la comparación entre l...